Categorías
Share Button

MANTENIENDO UNA ALTA VIBRACIÓN

ÁGUILA BLANCA (1993) – Canalizado por Jonette Crowley

 

(c) Copyright 2007 – Jonette Crowley

Todos los Derechos Reservados 

Center for Creative Consciousness

http://www.jonettec rowley.com/

 

Traducción: L inda Wurts

linwu.07@gmail. com

Edición: Anita Manasse

estrellam@sion. com

 

 

Bendiciones, bendiciones, amigos. Este es Águila Blanca. Cuando inicia el verano y la luna se dirige a su plenitud, es un tiempo mágico del año. Así que, todas las cosas están en su lugar, para ayudarnos a encontrar un estado de gracia, una elevada vibración y mantenerla como nuestro tesoro, como seres humanos.

 

Una alta vibración, es un estado de luz tan fino, que las cosas de un valor más áspero son invisibles para ella e imposibles en esa realidad. Puede que imagines, que existe un continuo completo de vibraciones. Al ser tú un humano, con una conciencia muy flexible, puedes operar a cualquiera de estos niveles o muchos niveles de vibración del continuo. Diríamos que al fondo se encuentran vibraciones pesadas, emocionales, pegajosas, digamos de enojo, miedo o culpa. Tú ya sabes cuál es la lista para la lavandería. Esas energías no son fluidas. ¿Qué sabes de esas energías? Se te pegan. Hacen que tu personalidad quede adherida. Hacen que te adhieras a patrones viejos, una y otra vez. Hacen que te adhieras a viejos pensamientos una vez, otra vez y otra vez.

 

Cualquier cosa que ocasione que la energía se cuaje, se haga grumo, es de una baja vibración. Nuestra meta es liberar la energía que se encuentra en esos grumos y usarla para vivir en vitalidad. Así que, esas son las vibraciones bajas y todos sabemos cuáles son. Todos nos hundimos en ellas, con más frecuencia de lo que quisiéramos admitirlo. Pero, también sabemos que al hacer una selección diferente, escogiendo un valor diferente desde nuestra perspectiva para nuestros sentidos; podemos elevarnos a partes del espectro vibratorio, más y más alto.

 

Por ello, la parte media del espectro, se sentiría como cuando estás en un buen día, cuando no estás atrapado. Cuando no estás exactamente actuando como un Maestro, no estás exactamente exudando amor, compasión y paz, pero no te encuentras atorado y las cosas fluyen. Es un día normal y bueno, un buen día hasta que alguien te habla, alguien que está estancado justo en el medio de su sitio de atoro y entonces, probablemente te hundirás junto con él o ella, para que puedas tener empatía. Bueno, vamos a hablar sobre ello.

 

Las altas vibraciones de las que estamos hablando, se encuentran más arriba de este rango medio. Son las vibraciones de tu alma, de tu cuerpo de luz. Son tus vibraciones al ser un Maestro, de comportarte de una forma que sugiere y cataliza luz. Las vibraciones de la iluminación, o de la gracia, de la paz, del asombro. Esas son las que anhelamos que toques con más frecuencia. Porque esas absolutamente niegan las energías más bajas. Hacen que las energías más bajas, se disuelvan.

 

Así que, vamos a asumir que la mayoría de los días, te encuentras en este rango medio (y esto es un bosquejo generalizado) que no estás muy atorado y que tus patrones, no están tan mal. Sin embargo, algo ocurre de pronto, alguien se te cierra en el tráfico o llama una amiga diciendo que la abandonó el marido o finalmente, te llegó la cuenta del dentista; ya sabes, éste tipo de cosas. Por un instante, cuando esto te golpea, tienes la opción a una selección. Queremos que cierres tus ojos, háganlo y piensen en algo semejante al tener un buen día normal, también en algo en los últimos días que disparó o te mostró la oportunidad de que te involucraras con emociones más pesadas y emociones más pegajosas.

 

Encuentra eso en tu conciencia. Bien, están encontrando la vibración de su buen día, de su vibración normal. De hecho, vamos a solidificar eso  un poco más. Verdaderamente, vayan a cómo se sienten, cuál es su presencia, a qué sabe su ser en un día normal. Siéntanlo.

¿Qué tan ligero te siente? ¿Qué tan abierto está tu corazón y tu respiración? ¿Qué tan radiante está tu rostro? ¿Qué tan derechos están tus hombros?

 

Bien. Pueden hacer eso. Ahora, recuerda algo justo cuando estabas a punto de hundirte, en ese preciso instante. Queremos que encuentres en tu conciencia, esa fracción de segundo, en la que se te presentó la oportunidad de adherirte o de permanecer donde estabas. Así, vamos a ayudar a trasmitir este instante, justo antes de que tomaras la decisión. Lleva tu conciencia a cómo te sentiste en ese momento. Aún estás con claridad, pues no has decidido dejar ir tus buenas vibraciones. Pero, la oportunidad está ahí, agitándose en frente de tu rostro.

 

Permanece en ese momento. No se ha decidido nada aún. Al ponerte en este momento, estamos expandiéndolo. Lo que estamos haciendo es ayudar a que se expanda el tiempo, para que tengas más tiempo para la toma de decisión, antes de que saltes hacia las vibraciones más bajas. Permanece aquí, sintiendo como este punto de expansión crece, hasta que tengas suficiente espacio para tomar una decisión clara, sobre el tipo de vibración a la que vas a responder.

 

Bien. Tus opciones están claras. El tiempo está como congelado. Bien. Ahora, vamos a dejar que sientas ambas decisiones. Bien. Te has movido a través del punto de decisión y lo que has hecho, es lo de siempre. Te has ido hacia la salida del enojo o lo que sea. Así que, deja que sientas como se escurren tus vibraciones hacia esos estados emocionales más bajos. Aunque no lo hayas hecho, solamente pretende que lo hiciste. Aún si tomaste la decisión de permanecer en el centro, pretende que te fuiste con eso y te atoraste. Bien, siéntelo. Sumerge tu ser en lo que se siente.

 

Date cuenta de lo que siente tu respiración. Si pudieras sentir tu aura, ¿cómo se siente o cómo se ve? ¿Qué tan radiante está tu rostro? ¿Qué tan relajados están tus músculos? ¿Qué tan abierto o cerrado está tu corazón? Date cuenta de todo esto.

 

Bien. Todos reconocemos este sitio muy bien. Retorna al momento donde te habías expandido, al punto en el que podías ir hacia un lado o al otro. Ve hacia ese punto expansivo.

Hay dos selecciones disponibles. Una es la de permanecer en tu vibración buena y normal. No permitir que esto que ocurre, lo que sea, te lleve al patrón o pensamiento de atoro. Siente, como la oportunidad estuvo para ti de quedarte atrapado y siente que mantuviste un nivel emotivo y espiritual, claro. Siéntelo en tu imaginación.

 

Percibe lo que se siente. Date cuenta que lo que podría haberte llevado hacia abajo, aún existe, pero ya no te mantiene enganchado. Ya no tiene ningún agarre contigo. Aún está ahí. No estás negando que ese asunto o lo que sea, está ahí. Pero, ahora no tiene significado para tu flujo emotivo. No tiene ningún significado para tu vibración. Queremos que sientas que no lo estás negando. Ahí está. Pero, está básicamente inaccesible para tus vibraciones. Siente eso.

Bien, ahora, supongamos que ocurrió lo mismo.

 

Ese evento o lo que sea a lo que habías reaccionado en una forma encendida o negativa y ahora tienes esta decisión y decides que ese evento, ese comentario, esa cosa, te lleve hacia arriba en vez de abajo. Te lleva a las vibraciones de la gracia, de la totalidad, de la Maestría y del perdón. Más alto que tu ruta de todos los días. Así que, al sentir ahora tu reacción a esto que te pudo haber llevado hacia abajo, siente como tu ser se va hacia una vibración de paz, muy centrada y amada.

 

¿Cómo se siente? Si conocieras tu aura, ¿cómo se vería? ¿Cómo está tu corazón? ¿Cómo está tu respiración o tu radiante rostro? Siéntete abrazado por estas vibraciones elevadas.

 

El valor de ir hacia arriba de la escala, es que permaneces con energía. Permaneces fuerte. Si hay algo, digamos que entró alguien que estaba muy agitado emocionalmente y estaba tratando de que entraras en ese vaivén, como serían las riñas domésticas por ejemplo. Así es como se ven. En ese momento expandes el instante de decisión y dices: NO QUIERO IR HACIA ABAJO TAMBIÉN. ¿Qué tanto bien haría si son dos en el lodo?

 

¿Por qué no voy más alto? Si eso le va a dar más energía a la situación. Mientras más elevada la vibración, más energía disponible para cualquier situación. Si ambos están tendidos en el lodo, hay muy poca energía para que se tome una solución. ¡Eso, ya bien lo sabes! Parece ser un remolino hacia abajo, chupando todo a su paso.

 

¿Qué quieres? Tú deseas la mayor energía posible, para que puedas obtener la mejor solución para cualquier evento, aunque el evento sea algo menor. Así, si te quedas en tu vibración de todos los días, tienes más energía para manejarla. Quizás incluso podrás invitar a otra persona a que encuentre su vibración de todos los días. Pero, si vas aún más alto, estás trayendo más luz, fineza y oportunidad para transmutar y transformar la situación total. La persona A, no cambió su comportamiento. Aún entró con sea lo que sea que traía. Pero, debido a que escogiste el sendero de una vibración más elevada, la situación se transformó. No puede ser la misma situación, porque tiene más energía.

 

Lo que verdaderamente anhelamos que sepas es que no queremos que seas conciente en tu vida, que no trabajes por hábito, sino que expandas el tiempo, para que puedas tomar siempre una buena decisión.

 

Para mantener una vibración elevada. ¿No sería conveniente si pudieras hacer algo de trabajo preventivo de energía? Para que no siempre tengas que saltar, o quedarte igual, cuando alguien entra en tu vida y quiere llevarte al lodo. Algo que pueda verdaderamente iluminar a la gente a tú alrededor, tus compañeros de trabajo o tu familia y para que no estén en tan baja vibración. Eso te ayudaría.

 

Por ello, una parte para mantener una vibración alta es lo que irradia y transmite tu alta vibración, como un regalo para otros. Por supuesto, es un regalo para ti porque no siempre vas a tener que tratar con ellos en una vibración baja. ¿Cómo lo haces?  Para ser un transmisor radiante de energías de gracia, no es a partir del estado en el que estás todos los días. Este puede ser maravilloso, pero tiene una costra emocional pegada. Por eso, no es necesariamente un buen sitio para transmitir. Por ello, en tu tiempo de oración, de reflexión o de meditación, estás ya en estados elevados. Desde este sitio, solo ama a la gente en tu vida, las circunstancias, el coche cuya transmisión ya no sirve (no tiene que ser humano). Baña esa gracia en las cosas en las que pones tu conciencia. ¿Cómo crees que los ángeles y la gente rezan para ayudar a que se resuelvan las cosas que quieres? Báñalas con gracia. Si quieren abrir sus ojos para recibirla, genial, si no, no les va a lastimar.

 

Quizás en alguna ocasión hayas estado enviando energía a alguien, enviando amor y te llega una señal muy clara de que ya no lo hagas. Como que ya no quieren tener nada que ver con tus buenos pensamientos. Bien, usualmente pasa cuando no estás en tu estado más elevado de gracia. Tienes quizás un tanto de tu personalidad involucrada, porque sabes que tanto quieres que ese alguien cambie. Así, la mayor parte de tu personalidad quiere que el otro haga lo que quieres. Eso puede hacer que la gente se cierre. Pero, nunca se va a cerrar un alma, si estás transmitiendo, irradiando y bañando con gracia desde una elevada vibración.

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS (Resumen editado por L.W.)

 

¿Cómo podemos visualizar la gracia ?

Llama a todos tus ángeles, a todos los grandes seres gentiles, para que se pongan a tu alrededor. Percibirás una sensación, que puede ser un sonido, una visión, un color, cada uno lo verá de diferente forma. Ábrete a la lluvia de luz, a la vibración de paz, al amor absoluto de la gracia. Continúa expandiendo tu alma, porque mientras más gracia recolectes, más recibirás. Son vibraciones de tu alma, así que se establece una resonancia y cuando estás en este lugar, los pensamientos que tengas les llevarán gracia a los otros. Pues ahí, no influyen ni las expectativas, ni la personalidad. Es el lugar de las almas iluminadas.

 

¿Cómo puedo manejar tanta negatividad?

Nada es más peligroso, que alguien que retiene su negatividad. Así que, primero bendice que está saliendo y es aparente. Después arriba al punto de decisión. Nosotros decimos que la raíz sin es igual, por ello, simpatía equivaldría a una misma vibración. Escoge. Le puedes ayudar al otro a que se sienta que no está solo. ¿Y después? De nada te sirve, sentir lo que la otra persona siente. No es un acto de amor, no tiene ningún valor. Momentáneamente, parece ser una solución, pero NO tomes la negatividad del otro. No la sientas. No estás negando que el otro la tiene, pero cuidado porque puede involucrar TODA tu vibración hacia la negatividad. La energía negativa, no tiene luz.

 

¿Hay palabras, patrones o afirmaciones que puedan ayudar a mantener una alta vibración?

Si, sencillamente piensa en algo que te gusta muchísimo, como un helado de chocolate. Es una respuesta ligera, pero debes empezar desde un punto en el que te sientas cómodo, para no atorarte en algo que pudiera aparentar encontrarse muy elevado o complejo. Las flores, la naturaleza, las mascotas, algo o alguien que ames…EN CUALQUIER SITUACIÓN. Sonríe cuando tengas un mal pensamiento, esa simple medida te ayudará a elevar tu vibración.

 

Practica la empatía, ves algo o escuchas algo, pero te mantienes en tu alta vibración. Lo puedes aplicar contigo mismo para sanar algunos aspectos que percibas o que aún te hacen bajar tu frecuencia.

 

Otro truco que les puede resultar de apoyo, sobre todo cuando se encuentren en un ambiente rodeado de negatividad. Consiste en comenzar a triangular. El primer punto eres TU, el segundo es la otra persona, el evento o el grupo de gente y el tercer punto es tu guía (maestro, ángel, santo…) Formas una matriz imaginaria con el triángulo. Lo puedes realizar aunque ellos no lo hayan solicitado.

 

Esta triangulación, la puedes hacer contigo mismo. Un punto es cuando estás atorado, otro punto cuando te sientes bien y el tercero con un Maestro. Es muy buena sugerencia, para cuando estás inseguro en tomar una decisión. Otro caso sería, si triangulas con la casa de la persona con quién quieres tener una mejor relación, para que así la gracia se difunda y disperses amor en lugar de un juicio.

 

Así, también podrán ver los eventos  que aparecen en las noticias, como un Maestro, sin que les afecte lo que ocurra.

 

NUNCA TE ESCONDAS DE LA NEGATIVIDAD , porque al hacerlo, en realidad estás teniendo simpatía con lo que estás tratando de evadir; pues crees que es algo real y estás a la defensiva. TRANSFÓRMALA.

 

MEDITACIÓN

Cierra tus ojos y dale la bienvenida a tu alma en su viaje. Este viaje se inicia en tu vida diaria, en un día en el que tienes una buena vibración. Cuando hay algunos retos, pero sabes que eres amada. Siente el cielo azul. Ese es tu día. Ahora, triangúlalo con un Maestro, el más elevado que te imagines. Encuentra su energía, aunque tengas que esforzarte. Este es el Maestro que sostendrá el espacio para tu transmutación. Y siente, en otro punto de este triángulo, a tu YO superior. Esa parte tuya que vive en la gracia, en el amor y en la luz. Siente este triángulo dorado. Abre tu corazón y tu alma, así se establece el patrón de alineación que llega hasta tus células y permite que ocurra el cambio.

 

Hay una paz en todo tu campo, pues esta energía del amor de tu Maestro, es muy segura y sientes como te elevas. Te sientes seguro. Ahora, desde este sitio, te pedimos que lleves a tu familia, tanta gente como quieras y las coloques en un punto del triángulo. Tu en el otro y el tercer punto, tu Maestro. Siente como ellos irán irradiando una luz más elevada. No te adhieras al resultado físico o el comportamiento que el otro escoja.

 

Ahora, cambia el sitio de donde colocaste a tu familia, por tu lugar de trabajo, tu carrera, el propósito de tu vida. Todo lo que involucra tu sustento. Ese es un punto, el otro eres TU y el tercero, el Maestro. Siente como te expandes energéticamente y como tu aura se llena de más luz. Imagina a todos los asociados con el ejercicio, elevándose y llenándose de luz. Además, tu mismo te elevas a una vibración más elevada de gracia.  Tu cuerpo incluso, puede sentir que está vibrando.

 

Expande…expande. ..pídele a tu aura que reconforte a quién lo necesite. Así, le rindes tributo a tu comunidad y al planeta.

 

Sal de la meditación con suavidad y recuerda: SIRVES DE MODELO.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Share Button

8 respuestas a MANTENIENDO UNA ALTA VIBRACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>