Categorías

Nuestro cuerpo es muy directo para dar las señales que están afectando su equilibrio natural, pero pocas veces prestamos la suficiente atención a los síntomas y en la mayoría de los casos, los atribuimos a condiciones que no guardan relación con la verdadera causa que los genera.

Hoy, estando en una reunión, una de las personas participantes se encontraba muy congestionada, aludiendo a un cuadro de resfrío o rinitis. Esta persona explicaba que debido a la lluvia y al frio, se había resfriado.

¿Te has preguntado por qué solo algunas personas pueden resfriarse en medio de un clima que puede ser muy frio y lluvioso, mientras que otras no?

Podríamos decir que no es exactamente el medio ambiente el que resfría a las personas, porque también encontramos aquellos casos que, estando en el clima ideal, se encuentra gente refriada y congestionada.

La verdadera causa se encuentra en la respuesta que damos a las condiciones ambientales. No es el clima, sino, nuestra reacción al clima lo que puede enfermarnos. Pero aun hay más.

La congestión emocional

La persona a la que me refiero, estaba bastante normal durante toda la reunión, pero hubo un momento en que su congestión aumentó mucho y curiosamente eso sucedió justo cuando describía una situación particular sobre el trabajo que estaba realizando. Ella nos contaba que había recibido una mala respuesta de su publico y que debido a eso su proyecto había quedado en una condición muy desfavorable, lo que le hacia sentir estancada y con la sensación que de tenia que volver a comenzar una enorme labor para levantarlo.

Lo que ella describía, era una situación que le abrumaba emocionalmente. Sentía que todo el trabajo que había realizado no había dado los frutos que esperaba y debido a eso, sus emociones eran de agobio y confusión.

¿No crees que existe mucha relación entre lo que estaba sintiendo y lo que estaba experimentado físicamente?

Efectivamente, su congestión nasal no guardaba ninguna relación con la lluvia ni con el frio, sino que era debida a la sensación de agobio y confusión que sentía al evaluar lo sucedido. Su mundo se había complicado y la respuesta física de su cuerpo, fue mostrar aquella confusión.

Según la definición de resfrío de Louise Hay, el resfrío se debe a:

Suceden demasiadas cosas a la vez. Confusión, desorden mental. Pequeños agravios. Creencia en los «tres resfriados cada invierno».

El antídoto que Louise Hay propone es utilizar la siguiente afirmación:

Doy permiso a mi mente para que se relaje y esté en paz. Hay claridad y armonía en mi interior y a mí alrededor… Todo está bien.

No se trata de que cualquier confusión nos congestione. Se trata de la respuesta a una situación que se hace difícil de enfrentar, algo que ha sido recurrente en la persona, la que ha seguido un patrón de confusión frente a determinadas situaciones, algo que tiene una ruta emocional condicionada, difícil y pesada de sostener y que ha sido repetitiva en el tiempo.

Ahora ya sabes. Cuando te encuentres congestionado, piensa y medita. Toma conciencia de que el clima no tiene nada que ver con esto y que solo se trata de alguna situación que te desestabiliza emocionalmente. Pregúntate ¿Esa situación que vives bajo esa sensación de agobio será realmente tan crítica o será que la estas procesando bajo fuertes emociones negativas debido a un condicionamiento de tu mente?

En el caso de la persona que describo, ¿seria realmente cierto que todo su trabajo se había perjudicado en el grado que ella lo describía?

Cuando te congestiones, relaciona lo que estas experimentado en tu vida cotidiana con aquellos síntomas. Luego puedes preguntarte si será verdad que todo tiene ese carácter tan confuso. Descansa tu mente y al poco tiempo descubrirás que no era para tanto y además tu congestión desaparecerá.

Coach personal para alcanza tu bienestar y objetivos personales

Sesiones presencial o virtual

Solicita tu Sesión de Evaluación Gratis

A veces la vida te presenta situaciones difíciles de superar para ti, en las áreas de salud, económica y/o relaciones. Sabes que estas situaciones las creas tú, pero hasta la fecha no has podido comprender, como es que las estas creando, no encuentras una salida y te gustaría que alguien pudiera ayudarte a ver como salir de allí.

Patricia González.

Tu Coach para realizar los cambios que deseas

Recibe artículos de Abundancia en tu correo electrónico suscribiéndote al Blog:

http://saludyovivo.blogspot.com/

PRODUCTOS: Mini curso Gratis de Abundancia

SERVICIOS:  Coaching –  Consulta Virtual –  Sanaciones.

CENTRO DE COACHING Y TERAPIAS: www.yovivo.cl

SITIO WEB www.evolucionespiritual.com

3 respuestas a La congestión emocional

  • Es interesante conocer a nuestro cuerpo y aprender a detectar las señales que envia. Gracias por el mensaje.

  • Un desiquibrio en la psiquis, llámese ansiedad, stress, depresión; provoca toda confusión emocional y se revierte como automáticamente a densaciones reales de enfermedades varias. Yo estoy en esa etapa.

  • De acuerdo con el mensaje, porque el cuerpo de alguna manera expresa nuestras emociones, de ahí que es importante estar alertas a las señales que envía….Excelente mensaje. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>