Categorías
Share Button

Ángeles Amor Incondicional ♥

guardingthechildren

Mensaje Angélico del Día: »»”La Divinidad esta en TODO lo que VEO, me rodea la radiación divina en todo momento”…««

“LA PEQUEÑA ALMA Y EL SOL” (NEALE DONALD WALSCH)

PARA GRANDES Y CHICOS


atardecer_amanecer300x225LA PEQUEÑA ALMA Y EL SOL

NEALE DONALD WALSCH

HABIA UNA VEZ
UNA PEQUEÑA ALMA QUE DIJO A DIOS:
¡Ya se quien soy!

Y Dios le contestó:
¡Maravilloso!
¿Quién eres?

La pequeña alma contestó a toda voz.

¡Soy la luz!

Dios sonrió ampliamente:

Así es —exclamó. Tú eres la Luz.

La pequeña alma estaba feliz, porque había comprendido lo que todas las almas del reino trataban de entender.

¡Hurra! ¡Esto es fantástico!

Pero poco después ya no le bastó con saber quien era.
Sentía cierta inquietud en su interior, porque quería ser lo que era.

Así, la pequeña alma volvió a hablar con Dios (lo cual no es mala idea para todas las almas que quieren ser Quienes Son realmente), para comunicarle sus ideas:

¡Hola, Dios!
Ahora que ya se quien soy, ¿es bueno serlo?

Dios respondió:
¿Quieres decir que deseas ser Quien Ya Eres?

Pues… verás. Una cosa es saber Quien soy, y otra muy distinta es serlo realmente.

Quiero sentir como es ser la luz.

Pero si ya eres la luz — Repitió Dios, sonriendo otra vez.

¡Si, pero quiero saber como se siente serlo! —exclamó la pequeña alma.

Creo que debí imaginármelo —repuso Dios, riendo

Tú siempre has sido la más aventurera

Y, tras un instante, la expresión de Dios cambio.

Pero hay una cuestión…

¿Qué es? preguntó la almita.

…Que no existe otra cosa además de la Luz. No creé otra cosa que lo que tu misma eres. Así, no hay un modo sencillo para que experimentes Quien eres, puesto que no hay nada que no seas.
¿Cómo? —repuso la Pequeña Alma inocente, estaba un poco confundida.

Piénsalo de este modo.

Eres como una vela en el sol.

Ya estas allá, junto con millones y ga-guillones de otras velas que forman el sol.

Y el sol no podría serlo sin ti, porque le faltaría una de sus velas, y así no podría brillar tanto.

Pero saber que eres la Luz estando dentro de la Luz… ese es el problema.

Tú eres Dios, ¡ya se te ocurrirá algo!

Dios volvió a sonreír:

Ya pensé en algo.

Puesto que no puedes sentirte la Luz al estar en ella, te rodearé de oscuridad.

¿Qué es la oscuridad? Es aquello que tú no eres.
¿Tendré miedo de la oscuridad? —gimió la almita.

Solo si así lo quieres —respondió Dios.

A decir verdad, no hay nada que temer, a menos que así lo decidas. Nosotros inventamos todo eso. Fingimos.

¡Ah! —exclamó la pequeña alma, que ya se estaba sintiendo mejor.

Entonces Dios explicó que, para poder experimentar cualquier cosa, se requiere de su opuesto.

Ese es un gran don, porque sin el no podrías conocer como es todo lo demás. No podrías saber que es lo caliente sin lo frío, el arriba sin el abajo, lo rápido sin lo lento. No podrías saber que es la izquierda sin la derecha, el acá sin el allá, el ahora sin el después.

Y así —concluyó Dios, al verte envuelta en la oscuridad, no cierres el puño ni alces la voz para maldecirla.

Más bien, sé Luz entre las tinieblas, y no te enojes por ello.

De ese modo sabrás Quien Eres Realmente, y también los demás lo sabrán.

Permite que tu luz brille para que todos sepan que eres alguien muy especial.

¿Quieres decir que está bien que los demás sepan que soy alguien muy especial? — inquirió la Pequeña Alma.

¡Por supuesto! — rió Dios, ¡Esta muy bien!

Pero recuerda que “especial” no quiere decir “mejor”. Todos son especiales, cada uno a su modo. Pero hay muchos que no lo recuerdan. Entenderán que está bien que sean especiales sólo cuando tu mismo sepas que está bien ser especial.

¡Fantástico! — exclamó la almita, quien bailaba, reía y daba saltos de felicidad.

¡Puedo ser todo lo especial que quiera!

Si, y puedes serlo a partir de ahora mismo — agregó Dios, quien bailaba y saltaba y reía con la pequeña Alma.

¿Qué parte de lo especial quieres ser?

¿Qué parte de lo especial? No te entiendo.

Verás… — le explicó Dios:

Ser la Luz es ser especial, y eso esta hecho de muchas partes.
Ser generoso es ser especial.
Ser amable es ser especial.
Ser creativo es ser especial.
Ser paciente es ser especial.

¿Se te ocurren otros modos de ser especial?

La pequeña Alma quedó en silencio por un instante:

¡Se me ocurren muchas formas de ser especial! — Exclamó luego.
Es especial ayudar a los demás.
Es especial compartir.
Y ser amistoso también es ser especial.
¡Ser considerado con los demás es ser especial!

¡Así es! — concordó Dios.

Y tú puedes ser todas esas cosas, o cualquier otra parte de lo especial que desees ser, en cualquier momento. Eso significa ser la Luz.

¡Ya se lo que quiero ser! —anunció la Pequeña Alma, muy emocionada.
Quiero ser la parte de lo especial llamada “perdonar”.
¿No es especial perdonar?
Oh, si —aseguro Dios. Eso es muy especial.

Entonces, eso quiero ser. Quiero perdonar.
Quiero experimentarme a mi misma de ese modo.

Bien —dijo Dios.
Pero hay algo que debes saber.

La Pequeña Alma comenzaba a impacientarse.
Parecía que siempre había complicaciones.
¿De que se trata? —suspiró

No hay nadie a quien perdonar.
¿Nadie? La Pequeña Alma apenas podía creer lo que estaba oyendo.

¡Nadie! —repitió Dios.
Todo cuanto hice es perfecto.
No hay una sola alma en toda la creación que sea menos perfecta que tu.
Mira a tu alrededor.

Entonces la Pequeña Alma se dio cuenta de que se había reunido una gran multitud. De todo largo y ancho, de todos los rincones del Reino, habían venido almas, porque se había corrido la voz de que la Pequeña Alma sostenía una extraordinaria conversación con Dios, y todos querían oír lo que decían.

Viendo a las incontables almas reunidas, la almita tuvo que coincidir: nadie parecía ser menos maravilloso, menos magnifico o menos perfecto que ella misma. Tal era el esplendor de las almas reunidas y tan brillante era su Luz, que la Pequeña Alma apenas podía sostener su mirada.

¿A quién perdonar entonces? —preguntó Dios.

¡Oh, creo que esto será muy aburrido! — gruñó la almita.
Quería experimentarme como El Que Perdona.
Quería saber como es esa parte de lo especial.

Y, así, supo como es estar triste.

Pero entonces un Alma amistosa salió de entre la multitud:
No te preocupes Pequeña —le dijo. Yo te ayudaré.

¿De verdad? —replicó, con el rostro iluminado.

¿Pero que puedes hacer?

Puedo darte a alguien para que lo perdones.

¿Puedes?

¡Desde luego! —canturreó el Alma amistosa.

Puedo ir a tu siguiente vida y hacer algo para que lo perdones.

Pero… ¿Por qué habrías de hacerlo? —preguntó la Pequeña Alma.
Tú que eres un Ser de tan absoluta perfección.

Tú que vibras con gran rapidez creando una luz tan brillante que apenas puedo verla.
¿Qué podría hacer que frenaras tu vibración hasta que tu luz se hiciera oscura y densa?
¿Qué podrías hacer tú, que eres tan ligera como para bailar en las estrellas y desplazarte por el Reino a la velocidad del pensamiento, entraras a mi vida y te volvieras pesada como para hacer una cosa tan mala?

Es muy fácil —repuso el Alma Amistosa.

Lo haría porque te amo.

A la Pequeña Alma le sorprendió la respuesta.

No te asombres — le dijo el Alma Amistosa.

Tú hiciste lo mismo por mí. ¿No lo recuerdas? Hemos bailado juntas muchas veces, por eones y eras. Durante todos los tiempos y en muchos lugares hemos jugado juntas. Simplemente no lo recuerdas,

Ambas hemos sido todas las cosas. Ya fuimos el Arriba y el Abajo, la Izquierda y la Derecha. Fuimos el Acá y el Allá, el Ahora y el Después, Fuimos lo Masculino y lo Femenino, lo Bueno y lo Malo. Tu y yo Fuimos la victima y el villano.

Así, nos hemos reunido muchas veces, la una dando a la otra la oportunidad exacta y perfecta para expresar y experimentar Quienes Somos Realmente.

De ese modo —añadió el Alma Amistosa, llegaré a tu próxima vida y seré el “malo”. Haré algo realmente terrible, y entonces podrás experimentarte como El Que Perdona.

¿Que harás? —preguntó la Pequeña Alma, un poco nerviosa.
¿Que puede ser tan terrible?

Oh, ya pensaremos en algo —replicó el Alma amistosa, con un guiño.
Segundos después, pareció tornarse muy seria y murmuro:
Tienes razón en algo.

¿En qué? —quiso saber la almita.

Tendré que frenar mi vibración y hacerme muy pesada para hacer ese algo no tan bueno, Fingiré que soy alguien muy distinto a quien realmente soy. Por eso te pediré un favor a cambio.

¡Si, lo que quieras — exclamó la Pequeña Alma y comenzó a cantar y bailar, Podré perdonar, podré perdonar!

Pero notó que el Alma Amistosa seguía muy callada.

¿Qué quieres? —le preguntó. ¿Qué puedo hacer por ti?
¡Eres todo un ángel por estar dispuesta a hacer tal cosa por mí!

¡Claro que el Alma Amistosa es un ángel! —interrumpió Dios
¡Todos lo son! Siempre recuerda eso que solo ángeles envío.

Y así, la Pequeña Alma quiso más que nunca satisfacer la petición del Alma amistosa:
¿Qué puedo hacer por ti? —volvió a preguntar.

En el momento que te golpee y te despedace —repuso el Alma Amistosa. Cuando te haga lo peor que pudieras imaginarte, en ese mismo instante…

¿Que? — interrumpió la Pequeña Alma. ¿Qué…?

El Alma amistosa está aun más seria:
Recuerda quien soy realmente.

¡Si, así será! —exclamó el Alma Inocente. ¡Te lo prometo! Siempre te recordaré tal y como te veo aquí y ahora.

Muy bien —repuso el Alma Amistosa, porque pondré tanto empeño en fingir, que olvidaré quien soy. Y si tú no me recuerdas como soy realmente, no podré acordarme durante mucho tiempo. Y si olvido quien soy, incluso tú olvidarás Quien Eres, y las dos estaremos perdidas. Entonces necesitaremos que venga otra alma para que nos recuerde a Ambas Quienes Somos.

¡No, no será así! —prometió otra vez la Pequeña alma.

¡Te recordaré! Y te agradeceré por darme ese don, la oportunidad de experimentarme como Quien Soy.

Así acordaron, y La Pequeña Alma fue hacia una nueva vida, emocionada por ser la Luz, que era muy especial, y por ser esa parte de lo especial que se llama Perdonar.

Y esperó ansiosamente poder experimentarse como Perdón y agradecer lo que hiciera la otra alma para que fuera posible.

En todo momento de esta vida, cada vez que apareció en escena una nueva alma, ya fuera que trajese felicidad o pesar (y especialmente si traía pesar), la Pequeña Alma pensó en lo que Dios le dijo.

“Siempre recuerda que no envío mas que ángeles”

“Fin”

Queridos padres,

Y a todos los que aman a los niños.

Esta maravillosa historia da a los niños una nueva manera de ver por que a veces suceden “malas” y una nueva forma de lidiar con ellas cuando ocurren.
También nos enseña que está muy bien considerarnos especiales y dejar que los demás lo sepan.
Finalmente muestra que Dios ama a todos del mismo modo, y que incluso a quienes no consideramos nuestros amigos pueden ser ángeles enviados por Dios, que vienen para darnos un don, el de crecer en la tolerancia, la comprensión y el perdón, y la oportunidad de ser quienes realmente somos.
Esta parábola apareció de forma ligeramente distinta en Conversaciones Con Dios 1, y la narré en las ciudades de los Estados Unidos donde se me invitó a pronunciar conferencias u ofrecer charlas desde los púlpitos de varias iglesias. La recreé como un libro para niños, con ilustraciones a color, debido a los comentarios de tanta y tantas personas que me escribieron o que hablaron conmigo después de las conferencias, opinando que “sería un cuento para niños perfecto”.
Creo que esta parábola vino directamente de Dios, y se que cualquier niño que la conozca quedará bendecido por ella. Gracias por amar a los niños suficientes como para darles esta historia.

NEALE DONALD WALSCH
Ashland, Oregon
Enero 1998
Etiquetas: donald, neale, walsch

——— ——— ——— ——— —-
Frase diaria de Gratitud
——— ——— ——— ——— —-
Repite esta frase durante los acontecimientos del día cuantas veces te sea posible. Escríbela en un papel y llévala contigo.

“Estoy muy agradecido/a por el regalo de este nuevo día. Es mío para hacer lo que quiera con el y elijo usarlo para el bien y el amor.”

——— ——— ——— ——— —-
A veces Basta con Mirar Alrededor…
——— ——— ——— ——— —-

baloon-7-28-03

.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~*.*~

Lo que yo creo (de crear, no de creer), yo soy. Lo que yo elijo, yo experimento. Yo soy todo lo que yo soy.

Cuando enriquecemos el interior, todos estamos bien en el interior y en el exterior.

“CREAMOS NUESTRAS EXPERIENCIAS CON NUESTRA PERCEPCIÓN.”……

***********************

TE INVITO A QUE ESCUCHES

(FUNCIONA LAS 24 HS. DEL DÍA)
WWW.RADIOSAINTGERMAIN.COM.AR
…..

“Que Todos Juntos en Unión y Armonía de Pensamientos
podamos Difundir Verdad”

Solicitamos que cada comunidad, grupo o individuo comprometido con la búsqueda de la verdad realicen meditaciones, afirmaciones, decretos y enviar sus energías positivas al resto del planeta generando de esta manera una onda que dará la vuelta a nuestra tierra cubriéndola en su totalidad. Esta forma de recrear energía estimulara a otros que están en la búsqueda; establezcamos una suave brisa refrescante que renueve la paz en los corazones y despierte las mentes de todos en el Planeta.
Unidos hagamos fluir la Llama Violeta al Planeta Entero. ENVIEMOS pensamientos del Rayo Violeta, decretando simplemente:


“LA LLAMA VIOLETA ARDE EN TODO EL PLANETA”

AFIRMACIÓN: “YO SOY UN SER ASCENDIDO DE LUZ Y
AMOR ILIMITADO”
….


¡¡¡Que tenga un Divino día En Amor Incondicional!!!


»»Amor Incondicional««

–~–~———~–~—-~————~——-~–~—-~

¡¡¡Hoy es el primer día, del resto de nuestra vida!!!

A VIVIRLO, exprimirlo, amarlo, hacerlo…

-~———-~—-~—-~—-~——~—-~——~–~—

Yo Soy Perfectamente Plena; y totalmente amada, digna, y completa.


36-stantonbury-hill-somerset-07-07-2007-wheat-oh1

Luz y Sombra = YO-HAM

Bendiciones para todos Namasté

!Solo por hoy YO SOY feliz!

“La Espiritualidad más expandida es el

AMOR en VERDAD Iluminado”

anangelofliteblessedassurance

♥ Ángeles Amor Ilimitado e Incondicional ♥

Share Button

11 respuestas a LA PEQUEÑA ALMA Y EL SOL POR NEALE DONALD WALSCH

  • Dios es Amor.
    .Gracias y bendiciones para todos.

  • Gracias Dios por recordarme que dentro de mi hay también una niña y que todos los niños día a día nos recuerdan lo que a menudo se nos olvida “Ser niños”, Gracias

  • Muchas gracias por la gran leccion de recordanos quienes somos… como los mosqueteros, todos para uno y uno para todos.

  • GRACIAS POR TU PAPEL DE ANGEL NOTIFICADOR, NOS VEMOS EN LA LUZ GRACIASSSS TE AMO

  • Exelente parabola,apta tanto para adultos como para jóvenes y niños. De una gran sencillez pero de gran profundidad, nos enseña acerca de nuestro origen y de una experiencia en este mundo Y NOS MUESTRA COMO DEBEMOS MANEJAR LAS SITUACIONES QUE SE NOS PRESENTAN COMO ESTADOS DE OSCURIDAD. MUY AGRADECIDA SEÑOR NEALE DONALD POR SU OBRA Y EN PRIMER LUGAR A DIOS.

  • Gracias, muchisimas gracias a mi hermano Neale Donald walsch por hacernos ver la verdad y solo la verdad. Dios te bendice hermano y que haiga paz en el mundo.

  • Gracias

  • Verdaderamente Precioso. He de decir que ya conocia la historia, debido a que he leido el libro. Quisiera decir que este cuento de la pequeña alma, ha cambiado muchisimo mi manera de ver a los demas tal y como son. Agradezco a Dios, por ponerla en mis manos y haber aprendido mucho de ella. Gracias, gracias, gracias. Bendiciones para todos.

  • gracias por compartir el señor Neale este hermoso y tierno mensaje . mil bendiciones.Namaste

  • gracias por recordarnos quienes somos,con perfeccion,y gracias por educarme por que nuestras vidas son duras o las hacemos dura por no tener la conciencia de que todo creado por dois para nosotros esta polarisado . para saber quienes somos…le enseñare eso a mis hijos…gracias

  • gracias por recordarme en tan poderosa forma quien verdaderamente yo soy .mis niños lo apreciaran mucho .thanks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

WP-SpamFree by Pole Position Marketing